Preña San Valentin: Yogi Pie

Es curioso como he escuchado el comentario de muchas mujeres que dicen: “como me gustaría que me regalaran algo rico para mi solita en San Valentin”. En un día común y corriente mi cerebro entraría en shock por el simple hecho de tratar de definir “algo rico”  dentro de la infinidad gastronomica, pero hoy no. Hoy vengo preparado para ayudarte A TI mi amigo bollo. Si, tu mismo. Cuando escuches al amor de tus ojos, a tu medio tamal,  al ketchup de tu patacón, decir “quiero algo rico para mi solita en San Valentin”, ponte las pilas y preñate esta receta.

Ingredientes:

  • 2 1/2 taza de harina.
  • 2 barras de mantequilla FRÍA.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 3 tazas de bayas mixtas.
  • 3 cucharadas de tapioca.
  • 2/3 taza de azúcar morena.
  • 6 – 8 cucharadas de agua fría.

¿Y… qué hago con todo esto?

  1. Primero, mezcla la harina, la mantequilla y la sal en un procesador de alimentos y cuando ya tenga una textura como de grumitos entonces agregas las cucharadas de agua fría una a la vez hasta tener una masa homogénea. Una vez tengas la masa lista, envuélvela en papel plástico y métela en el refrigerador mientras preparas lo demás.
  2. En una olla lo suficientemente grande, agrega las bayas mixtas ( no tienen que ser frutos mixtos, pueden ser manzanas, piñas, fresas solas o como quieras), el azúcar morena y la tapioca. Cocina por unos 15 minutos a fuego medio y luego deja enfriar un poco.
  3. Pre-calienta el horno a 350º grados. Ahora, saca la masa de la nevera y divide a la mitad, en donde cada mitad la vas a poner entre 2 laminas de papel encerado y la vas a estirar del tamaño del molde. Puedes estirar la masa con un rodillo en una superficie harinada  si se te hace más fácil.
  4.  Agrega la mezcla de bayas encima de la base de masa y luego cubre el relleno con la segunda lamina de masa estirada. Recuerda abrirle unos huequitos  a la parte de arriba del pastel para que el aire caliente pueda salir y no explote el pastel.
  5. Brochea huevo batido por encima del pastel antes de meterlo al horno para darle un color brillante y dorado. Si, parece una receta complicada pero la cara del dulce te puede decir lo conrario. Y si de verdad lo vale, harás este pie y te ganarás el corazón de cualquier boll@ al instante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *